Ya están aquí, por fin, las vacaciones tan deseadas y merecidas para recargar las pilas, disfrutar, comer, probar experiencias nuevas, relajarse… Son el momento perfecto para desconectar del trabajo, del estrés, de las preocupaciones laborales, de olvidarse de los compañeros de trabajo y hasta de las claves del ordenador. ¡Bien!

Toca relajarse en todos los aspectos, pero eso sí, sin tirar por la borda todos los esfuerzos y logros que hemos conseguido durante el año, sin obsesionarnos claro, que para algo son las vacaciones. Aunque mantener nuestros hábitos saludables es más difícil estando fuera de casa, siempre hay ciertas cosas que podemos hacer o evitar.

 

¿Comer sano y disfrutar en vacaciones? ¡Sí, es posible! Te dejamos algunos consejos para comer bien y disfrutar estas vacaciones:

 

sandia y playa

 

Agua

Si en la oficina siempre tienes a mano tu botella de agua, haz lo mismo en las vacaciones. Tomarse unas cervecitas está muy bien, pero siempre que puedas, elige el agua y evita en la medida de los posible los destilados y las bebidas azucaradas.

 

Horarios

Siempre que sea posible, mantén un ritmo de horarios estable, que no sea rígido como el de la oficina, pero que no te lleve a mal comer.

 

Disfruta

Date unos caprichos. Tómate esos desayunos con los que sueñas el resto del año, pídete ese postre que te ha estado llamando durante toda la comida, prueba ese dulce típico de la zona… disfruta, pero con conciencia.

 

Comida Sana

No dejes de lado las verduras en las comidas y elije guarniciones que sean más ligeras, pero, sobre todo, intenta huir de los fritos.

 

Opta por la comida local

Carnes, pescados, mariscos, verduras… a la plancha, al horno o incluso a la brasa.

 

Procura tomar las raciones correctas

No hace falta llenar la tripa hasta que ésta duela. El tamaño de nuestro estómago sigue siendo el mismo que cuando comes en la oficina.

Come disfrutando de cada bocado

Intentando poner toda la atención que te sea posible en él. De esta manera, además de disfrutar saboreando, serás más consciente de lo que estás comiendo. Deja las prisas y las distracciones para otro momento.

Prueba todo tipo de platos nuevos

Será un recuerdo que te llevarás de cada lugar al que viajes y te acompañará durante los meses de táper de oficina.

Muévete

Levántate de la toalla, haz algo de ejercicio en el agua, date un paseo por la playa, haz excursiones. Has conseguido despegarte de la silla de la oficina, es el momento de aprovechar.

Come fruta

Por supuesto, no dejes de tomar fruta. Sobre todo, entre horas. Son fáciles de llevar contigo y de encontrar en cualquier destino vacacional. Y si visitas algún lugar exótico, no dejes de probar frutas nuevas.

 

Cuidarse, comer comida real, ser conscientes de lo importante que es la alimentación en el día a día, ya sea en la oficina o en vacaciones, es cada día más importante debido a todos los componentes innecesarios que se le añade a la comida procesada. No se trata de probar todas las dietas que existan, ni de pasar hambre, se trata simplemente, de comer bien, lo más natural posible, como se ha hecho siempre. Por eso, incluso fuera de casa, debemos procurar comer también con la cabeza, eligiendo aquellos alimentos que sabemos que son lo más naturales posible.

 

Durante el resto del año, en las oficinas somos nosotros, Frutality, quienes te acercamos las mejores frutas a tu lugar de trabajo para cuidarte. En vacaciones, busca las mejores frutas locales allá donde vayas y así, comer sano en vacaciones. ¡Nosotros, te esperamos en tu lugar de trabajo a la vuelta, llenos de energía!

Servimos tanto a empresas como a particulares

Servimos tanto a empresas como a particulares

Podemos llevar fruta y verdura de la mejor calidad a las oficinas de tu empresa o a la puerta de tu casa, elige el servicio que mejor se adapte a tus necesidades.

EmpresasParticulares

You have Successfully Subscribed!